Cómo superar la crisis: Consejos Ecológicos

bombilla bajo consumo En estos tiempos de recesión económica en los que nos encontramos, de crisis, donde muchos de nosotros hemos de “apretarnos el cinturón” y aplicar los más estrictos criterios de austeridad a nuestras economías domésticas, quizás sea buen momento para potenciar la ecología en nuestros hogares ya que, generalmente, va asociada a menores gastos. Aquí van 10 consejos para ahorrarnos un dinero a la vez que protegemos el medio ambiente:
1.- Aprovecha al máximo la luz natural. Hábitos como tener las persianas subidas o las cortinas abiertas mientras es de día nos ayudarán a disminuir el gasto enegético en nuestro hogar.
2.- Utiliza bombillas de bajo consumo. Éstas son un poco más caras que las normales pero a largo plazo mucho más rentables ya que su consumo es muy inferior.

como ahorrar energia

3.- Elige electrodomésticos con etiqueta energética A. Existen siete etiquetas energéticas que van desde a A a la G, la etiqueta A la llevan los electrodomésticos más eficientes y la G los menos eficientes.

etiqueta eficiencia energetica

4.- Desconecta los aparatos eléctricos que no estés usando. Todos los aparatos eléctricos consumen energía cuando estan en modo espera (stand-by), aunque la cantidad que consume cada uno no es muy elevada, si acostumbramos a dejar varios sin desconectar estaremos malgastando energía e incrementando nuestra factura.

5.- Utiliza otros medios de transporte. Todos sabemos lo cómodo que es desplazarse en coche pero esto conlleva un coste económico importante en combustible y ecológico en emisiones de CO2. Utiliza el transporte público (e incluso la bicicleta) todo lo que puedas, tu bolsillo y la atmósfera lo agradecerán.

6.- Si eres de los que utiliza el coche con frecuencia hay dos aspectos que influyen mucho en el gasto y no necesitamos llevarlo al taller para hacerle el mantenimiento. Uno es el cambio periódico del filtro de aire y otro la adecuada presión de los neumáticos. Si vigilas estos dos aspectos tu coche puede llegar a gastar entre un 20 y un 30% menos.

7.- Optimiza el consumo de agua caliente y calefación. El agua que utilizamos para asearnos y la calefacción suponen la mayor parte de la enegía consumida en un hogar. Tener más calor del que necesitamos en la vivienda o una temperatura demasiado elevada del agua de la ducha puede llegar a ser, además de inecesario, perjudicial para la salud. Los valores recomendados son 20ºC para la calefacción, 25ºC para el aire acondicionado y 35ºC para el agua caliente.

8.- Revisa los aislamietos de tu vivienda. Muchas veces nos empeñamos en tratar de calentar nuestro hogar incrementando la temperatura de la calefacción y no nos damos cuenta que tan importante como eso es revisar periodicamente que las ventanas y las puertas estén herméticamente cerradas. De nada nos sirve calentar si el calor se nos va por otro lado.

9.- No abuses del agua, menos del agua caliente. Por ejemplo haz coladas de ropa poco sucia y lava en frío. Lo mismo puedes hacer con el lavavajillas, utiliza agua fría si lo que vas a lavar no tiene mucha suciedad. Estos dos aparatos consumen la mayoría de energía en el proceso de calentado del agua.

ahorrar agua

10.- Ahorra energía al cocinar. Este es un aspecto que no se suele tener en cuenta pero es posible ahorrar mucha energía miestra cocinamos. Utilizar ollas del tamaño del disco, hervir el agua en una cafetera (que nos avisa cuando está), cocinar a bajas temperaturas los alimentos una vez hervidos, apagar los fuegos y el horno unos minutos antes de finalizar para aprovechar la remperatura residual o dejar los alimentos descongelando en lugar de utilizar el microondas son algunos trucos sencillos que nos ayudarán a disminuir nuestro gasto mientras cocinamos.

En cualquier caso, además de los consejos que acabamos de mencionar, no queremos terminar este artículo sin ofreceros algunos consejos que hemos encontrado en todotutoriales y que van un poco más allá del simple ahorro energético cotidiano, digamos que son consejos para “ahorradores avanzados”.

En el primero de ellos nos enseñan como hacer unas sandalias con unos neumaticos viejos, sin duda, una forma muy ingeniosa de proveernos de calzado nuevo y colaborar con el desarrollo sostenible.

Y en el segundo nos muestran como construir un sanitario ecológico, algo extendido en los países poco desarrollados donde la ausencia de sanitarios se ha convertido en un problema de salud y este sistema se ha adoptado como una solución de urgencia ante la falta de infraestructuras para construir sanitarios convencionales. Además los residuos son utilizados como abono orgánico.

Esperemos no tener que llegar a medidas tan drásticas como estas últimas… 🙂

Si habéis experimentado con alguna de las medidas aquí expuestas nos gustaría que nos dejáseis un comentario explicándonos vuestra experiencia o punto de vista.

Dejar una contestacion