El Gótico no es gótico

Justificar a ambos lados
La tribu urbana de los góticos, una manzana del árbol de ese Mercado que trae panes a nuestros hogares cada mañana, se caracteriza por su atracción hacia la oscuridad, la muerte, lo “medieval”, monstruoso y sanguinolento. Vistiendo de negro o con ropajes oscuros, además de sus labios, ojos, uñas y demás del mismo color, se forjan una identidad gótica como tal.

Pero el hecho es que el arte gótico que floreció por toda Europa durante la Edad Media buscaba precisamente lo contrario: la luz y el renacer, no el marchamiento de la vida, sino su reafirmación en cuanto a camino inexorable hacia el Cielo, en medio de la gloria. La visión del Medievo como una etapa oscurísima y siniestra no viene de sus contemporáneos, sino de los ilustrados franceses del siglo XVIII (la Edad Media como un período oscurantista y sin luces que debía ser superado) y en el XIX por los trágicos románticos europeístas (Edad Media triste y legendaria, de doncellas árabes, fantasmas y caballeros con fin dramático). En realidad, las impresionantes catedrales y basílicas que definen el gótico son monumentos a la magnificencia tras superar los terrores apocalípticos del románico de los capiteles terroríficos, con diablillos y monstruos mitológicos, amén de una manifestación tan palpable como pétrea del poderío in crescendo de la burguesía, que guillotinaría a los nobles y la realeza unos cinco o seis siglos después y empezaría El Siglo de las Luces.

La fantasmagoría, el terror metafísico nacido del Romanticismo por influjo del Idealismo alemán, un movimiento que embiste contra la Ilustración y la racionalidad, convierte al “Mal” en algo meramente humano, distribuyéndolo en la Tierra con forma de entes antropomorfos como vampiros, fantasmas y demás. De aquí vienen las tribus urbanas góticas y no del Medievo. Al subjetivista terror metafísico se opone el lovecraftiano: Cthulhu, el indescriptible ser que vive bajo el mar, según los relatos de terror de Lovecraft es el miedo materialista, corpóreo y cósmicamente balbuceante hasta el delirio psiquiátrico objetivo.

Por eso el Gótico no es gótico.

Un comentario

  1. La tendencia gótica en realidad toma nombre de los godos, que se hacian llamar´´goths“, y ademas, son los godos la base de la cultura gothica, el romanticismo, es solo el primcipio de su corriente literaria.Y en cuanto a la arquitectura góthica, yo tambien lo meteria dentro de esta cultura, por una sencilla razon, por que aunque la arquitectura gótica, como tu bien dices busca otros principios date cuenta que los principios de la arquitectura y la literatura nunca son los mismos.

Dejar una contestacion