Odio que me mientan

Cómo odio que me mientan.
Pero miente, miente, miente,
canta embustes a los zorros;
blasfemándole a la Luna
que te caiga encima el cielo;
desgájate en mil jirones
y que el viento te descarne
haciendo justicia en tus muñones
vestidos ya de sangre y verdad.

Cuenta falsedades en los fueros,
llora lágrimas de lo que eres
y secreta tu personalidad
por glándulas sin número;
vuélvete una cáscara vacía
y asediada por contradicciones;
¡susurra trolas, chismes y rumores
hasta que no recuerdes ni tu nombre!

Hazlo, y mi dolor será alegría
porque cuando me mientas
estarás acabando contigo.

Paulo Hernández, en su habitación de San Sebastián de la Gomera a domingo 31 de enero de 2010 siendo las 22:17 en Canarias y las 23:17 en la Península.

(Dedicada por sercurioso.com al grupo de Facebook “Odio que me mientan cuando ya sé la verdad!”)

Dejar una contestacion