Los traga-espadas y su anatomía

Sí bien es cierto que muchos de los que llevan a cabo el truco de tragar espadas lo hacen a través de artefactos falsos, no podemos negar que muchos otros profesionales han utilizado auténticas espadas que han introducido en su cuerpo con el fin de impresionar a los espectadores.

Pues bien, estas personas, en realidad, no hacen nada más que estudiar su anatomía y notar por qué zona debe pasar la espada, teniendo sumo cuidado en no tocar los órganos internos. Además, existe la posibilidad de que se genere un reflejo de rechazo, el cual vendría acompañado del vómito. En ese caso, habría contracción de los órganos y el mismo movimiento generaría importantes daños internos.

Entre los órganos que se ponen en peligro al momento de tragar una espada, se encuentra el mismo corazón, los pulmones, las arterias carótidas y por supuesto el estómago, de modo que un corte en cualquiera de esas zonas provocaría un sangrado que llevaría a la muerte en muy pocos instantes.

Fuente: Tecnoculto

Dejar una contestacion