Retrata a su amigo fallecido con dados

Esta historia tiene como protagonista a Frederick McSwain, un artista que luego de haber perdido a un amigo, decidió hacerle un homenaje, retratando su rostro a través de una gran cantidad de dados, los cuales posicionados en diferentes modos, permitieron realizar las diferencias de coloración.

En vista de que su amigo fallecido, que se llamaba Tobias Wong, murió luego de 13,138 días (algo más de 36 años sí tenemos en cuenta los bisiestos), el artista decidió utilizar exactamente esa cantidad de dados, de modo que el retrato quedó tal y como pueden observar en la imagen.

Se trata de un homenaje muy original y que demuestra el afecto que Frederick McSwain tenía por su amigo, además de que también queda bien en claro que se trata de un joven con mucha paciencia, talento e ingenio a la hora de realizar una obra de arte, sobre todo cuando va impulsado por su voluntad.

Fuente: Tecnoculto

Dejar una contestacion