Se desmantela la última bomba nuclear más potente del mundo

La bomba conocida como B-53, era hasta el día de hoy el arma nuclear más potente que Estados Unidos tenía en su poder, la cual fue desarrollada durante la Guerra Fría para un posible enfrentamiento en el que sea necesario (esto siempre sería relativo) usarla.

Al día de hoy Estados Unidos asegura haber desmantelado por completo a la bomba B-53, que peculiarmente tenía un poder explosivo 600 veces mayor al de la que se arrojó en Hiroshima. En total, eran 4.5 toneladas de peso que en su interior contenían nada menos de 135 KG de explosivos puros al rededor de un núcleo de uranio.

Según el mismo director de la Administración Nacional de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, esta arma nuclear había sido diseñada y creada en otras épocas donde se vivía en un mundo diferente. Al día de hoy, considera que ya no se necesita de su existencia y que el mundo estará más seguro ahora que no está a disposición de nadie.

Fuente: Fayerwayer