El mejor trabajo del mundo

el mejor trabajo del mundo

el mejor trabajo del mundo

Hace ya unos tres años, que Ben Southall consiguió el mejor trabajo del mundo tras vencer a 34.000 personas que aspiraron al puesto y acepto el cargo acompañado por la que entonces era su novia. El trabajo era seis meses viajando y promoviendo el área, e incluía vivir en una isla paradisíaca, viajes, una casa de lujo junto al mar y un salario de US$ 110.000.

Southall viajó hasta Australia, a la Gran barrera de Coral. Allí, tenía que mantener un blog con fotos , vídeos y entradas diarias en las que documentaba sus experiencias, de esta manera promocionaba el destino turístico a nivel mundial. Southall nunca pensó que el trabajo fuese como fue: “Cuando vi la publicidad pensé que sería como vivir en una isla desierta, como Tom Hanks en la película Náufrago. Pero se volvió algo más grande. Después de que gané, tuve un espacio de diez minutos en el show de Oprah Winfrey que fue presentado en 140 países. Entonces pensé ‘esto ahora sí que es grande. Cada día era una experiencia distinta: montar en jet ski, hospedarme en hoteles de cinco estrellas, bucear. Y luego escribir sobre todo eso. Trabajé mucho. Debería haberse titulado ‘el trabajo más pesado del mundo”, apunto él mismo.

El mejor trabajo del mundo, no estuvo exento de riesgo, por ejemplo en un ocasión, a Southall le pico una medusa irukandji, y resulto que el veneno era letal. Pero tuvo gracias a este trabajo 1600 kilómetros durante cuatro meses en un kayak por la Gran Barrera de Coral, siguiendo la ruta que el capitán James Cook hizo hace más de 240 años.