Ninjas vigilan cine para evitar espectadores irritantes

ninjas vigilan cine

ninjas vigilan cine

Ir al cine es algo muy relajante y entretenido, nada mejor que ver una buena película en pantalla grande, pero una de las cosas que resulta realmente incómoda es cuando algún espectador saca su teléfono móvil para realizar una llamada o contestar el dichoso aparato, tantas quejas han habido por este tipo de cosas que muchas salas de cine han tomado medidas para prevenir este tipo de conductas que realmente son desesperantes.

Y ni qué decir de aquellos espectadores que se encuentran detrás de la butaca en la cual uno se encuentra y no le importa en absoluto estar dando golpes con los pies o peor aún colocar su pierna en el respaldo, algo totalmente desconsiderado. Ante esta situación el cine Príncipe Carlos ubicado en Londres, Inglaterra impuso una solución que podría sonar descabellada. Contrataron a personas para que se vistan con trajes similares a las que usan los ninjas y mientras se proyectan las películas vigilan la sala de cine para evitar espectadores irritantes.

Pero no utilizan Katanas, dardos ni la fuerza bruta, estos falsos ninjas se camuflan entre las butacas de la sala de cine, apenas escuchan el tono de algún teléfono móvil o a alguien tratando de realizar una llamada en medio de la proyección hacen su aparición sorprendiendo al espectador y llamándole la atención solo como una única advertencia para que deje de hablar en voz alta o para que deje a los demás espectadores disfrutar tranquilos de la película.

El jefe de relaciones públicas de dicho cine, Paul Vikery, declaró: “Tal vez suene ridículo, ninjas en un cine” “Pero esta medida ha tenido un excelente resultado. A cualquiera de nosotros nos molesta cuando alguien interrumpe mientras pasan una película con el móvil o la luz de sus aparatos”.  Vikery añadió además: “En un principio era una solución temporal, pero resultó tan bien que ya no queremos parar. El público se muestra de acuerdo con la medida y nos animan a que sigamos”.

Los “Ninjas”  que vigilan el cine prestan sus servicios solo para recibir entradas gratis. Uno de estos espectadores irritantes se animó a contar su experiencia, Adbul Stagg, el hombre en plena proyección decidió realizar una llamada pero fue detectado por uno de los ninjas, “Cuando ocurrió fue espantoso. Jamás pensé que un ninja se apareciera frente a mí para pedirme que apague mi teléfono celular, sin embargo luego me reí y pude notar que estaba incomodando a las demás personas así que aprendí la lección” dijo el espectador.