Anciana deja jugosa herencia a su mascota “Chicco”

anciana deja herencia mascota perro chicco

anciana deja herencia mascota perro chicco

Seguro más de uno debe estar tirándose de los pelos y es que simplemente este tipo de noticias es la que desespera a cualquiera, mientras muchos nos pasamos horas y horas trabajando para ganarnos la vida en Italia un perro de nombre Chicco recibió una herencia valorizada en 2 millones de euros por parte de su dueña ya fallecida por supuesto, la anciana de 84 años llamada Nicolina quien vivía en Caserta, Italia pasó a mejor vida hace poco pero no sin antes haber preparado todo con respecto a la herencia realizando los trámites necesarios para que cuando ya no esté el beneficiado sea nada menos que su gran mascotaChicco“.

La anciana dejó una jugosa herencia a su mascota “Chicco”, el perro ahora es propietario y titular de dos cuentas bancarias, dos departamentos y un terreno todo valorizado en una suculenta y tentadora suma de 2 millones de euros nada menos, ¿Sabrá darle uso inteligente a la herencia? Suena ridículo es cierto pero la anciana así lo quiso a pesar de tener familia, para entonces su esposo ya había fallecido así que estaban su hija y nietos a quienes fácilmente pudo haberles dejado la herencia pero no.

No sabemos cuál habrá sido la relación entre Nicolina y su hija pero el dinero y demás bienes eran suyos así que podía quemarlos si hubiera querido pero con la ayuda de la abogada Lucia Esposito dejó todos los trámites en regla para que su mascota Chicco fuera quien recibiera la herencia y así fue. Legalmente el perro es dueño de lo dejado por la dulce abuela pero aquí existe una cosa curiosa y es que a pesar de que Chicco es el heredero legítimo de la herencia en la práctica es la abogada Lucia Esposito quien tiene la potestad de administrar el dinero del perro.

No hay nada qué hacer, todo se realizó por la vía legal, nadie le puede quitar la herencia a la mascota de la difunta anciana pero podemos imaginar la desesperación y frustración de la familia de Nicolina al no poder hacer nada, fue su voluntad y sus razones habrá tenido. Al menos Chicco suponemos tendrá una vida de lujo por ser una buena mascota.