El café ayuda a ser más optimistas

cafe ayuda optimismo

cafe ayuda optimismo

Algunas propiedades del café son muy conocidas sobre todo la de ser de ayuda para permanecer despierto aunque también se le atribuyen muchas propiedades negativas e incluso nocivas para la salud, la verdad es que el café puede llegar a ser adictivo pero no todo es malo con el café. No hay nada mejor como tomarse una taza de café caliente durante la tarde o por las mañanas pero si llegan a ser varias tazas de café entonces sí estaríamos ante un problema.

Pero recientemente se informó sobre un curioso descubrimiento acerca del café, según los resultados de un estudio realizado por científicos y publicado en la revistaPlos One” el café ayuda a ser más optimistas, suena a disparate pero eso es lo que aseguran los científicos que llevaron a cabo el estudio, lo que ocurre al beber café según indica el estudio realizado es que la persona recibe la información de forma oral es decir palabras o frases con una perspectiva mucho más optimista.

Para entrar en mayor detalle, el hecho de que tomar café permita que la persona sea más optimista es el resultado de la ingesta de la cafeína la cual en una cantidad de 200 miligramos que vendrían a ser dos o tres tazas de café genera en la persona la percepción de las palabras con una inclinación positiva, esta sensación suele durar media hora de acuerdo a la mencionada cantidad de café. La persona sin percatarse de los efectos se muestra más alegre, como si ya fuera fin de semana y con ganas de salir de fiesta, por el contrario emociones negativas el café no genera ninguna en absoluto según afirman los científicos que realizaron esta investigación.

La investigación acerca de esta curiosa propiedad de lca cafeína en el organismo y sobre todo en el estado emocional de las personas se llevó a cabo en la Universidad Ruhr en Alemania, los miembros del equipo que realizó dicho estudio afirmaron además que la cafeína incrementa la intensidad en la que se transmiten ciertos químicos en el cerebro como la dopamina y sobre todo en zonas del cerebro encargadas de procesar el lenguaje.