Tiburón con apariencia de escultura de piedra

Tiburón de Groenlandia

Tiburón de Groenlandia

Existe en el vasto y enorme océano más de un tipo de tiburón, no solo los tiburones blancos o tiburones tigre que hemos visto en el cine, algunas de estas especies son muy poco conocidas por el mismo hecho de que es difícil poder verlas y un claro ejemplo de ello es el tiburón de Groenlandia o conocido por su nombre científico como el “Somniosus microcefalia” la particularidad que tiene esta especie de tiburón es la impresionante apariencia que tiene con una escultura de piedra, al ver un ejemplar de estos cualquiera pensaría que se trata de una muestra sacada de un museo pero no.

Esta especie de tiburón tiene otras características interesantes, puede llegar a vivir 200 años y su hábitat natural queda a 600 metros en lo profundo del océano ártico, en su etapa adulta llega a medir hasta unos 7 metros de largo nada menos. Estos tiburones con apariencia de piedra se alimentan  de focas, renos y otros mamíferos y aunque hayan habido casos en los que se les encontraron en el estómago incluso restos de osos polares la especie de “Tiburón de Groenlandia” no es agresivo, es un tipo de tiburón muy calmado y curioso, menos peligrosos que otras especies.

Un buzo y fotógrafo de nombre Doug Perrine estuvo muy cerca de estos tiburones en el río San Lorenzo en Norteamérica, el buzo logró capturar excelentes fotos nadando a tan solo un metro de distancia de estos tiburones, el buzo afirmó “Cuando estuve cerca de ellos para tener una mejor perspectiva, no se fueron, solo siguieron su camino sin apresurarse” también dijo: “Los tiburones pudieron satisfacer su curiosidad conmigo acercándose a unos seis metros”

Los tiburones de Groenlandia han sido capturados por habitantes de las costas de Islandia y Groenlandia desde mucho tiempo atrás, pescadores venden la piel de estos tiburones la cual es usada hasta donde se sabe para confeccionar botas y sus dientes son utilizados para convertirse en instrumentos para cortar mientras que la carne de este tiburón es ingrediente esencial para la preparación de un platillo tradicional de Islandia, el “Hákari” curiosamente su significado en español es “tiburón podrido“, otro detalle interesante es que está considerado como uno de los cinco tiburones más grandes del mundo.