Mujer conservaba sus gatos muertos en congelador

mujer gatos muertos congeladora

mujer gatos muertos congeladora

Hace un tiempo se descubrió el caso de una mujer que conservaba sus gatos muertos en el congelador de su casa, la mujer aparentemente tenía una obsesión con estos animales, la mujer llamada Terry al parecer presentó este comportamiento debido al padecimiento de un extraño síndrome conocido como “El Síndrome de Diógenes” el cual se usa para clasificar a las personas que por algún tipo de trastorno mental deciden vivir solas por voluntad propia, se encuentran aisladas del mundo y lo peor de todo es que descuidan su aseo personal y suelen amontonar grandes cantidades de basura y cosas inservibles.

Este es el caso de la mujer llamada Terry quien vivía sola y tenía como acompañantes a una cuantiosa cantidad de gatos en su casa pero muchos de estos enfermaban y morían, pero la mujer en lugar de deshacerse de los gatos lo que hacía era conservarlos nada menos que colocándolos en el congelador. Se estima que Terry tenía entre 75 a 100 gatos muertos en su congelador, ella misma dijo que sentía un gran amor hacia los gatos y no soportaba la idea de que se vayan. Al parecer lo que ocurría con los gatos es que Terry al padecer el síndrome de Diógenes es que llegó a tener al menos unos 50 gatos vivos pero no se daba abasto para alimentar a todos por lo que muchos enfermaban y morían, de esta manera es que el congelador estuvo repleto de gatos muertos.

La mujer quien conservaba sus gatos muertos en el congelador afirma que cuando el primero de sus gatos murió su intención era guardarlo en el congelador hasta que pudiera encontrar un lugar donde incinerarlo pero como vemos esto nunca pasó, por cada gato que muere Terry pide perdón debido a esta enfermiza obsesión que tiene hacia estos animales.

El caso de Terry fue investigado por algunos especialistas entre ellas una psicóloga quien afirma que la mujer “No tiene la capacidad para criar y establecer vínculos sanos con animales y tampoco para dejarlos ir cuando estos mueren” y la razón es simple, esto ocurre por el trastorno que la mujer padece aunque su intención pueda parecer “buena” no es para nada normal y de hecho puede ser perjudicial para la salud de ella misma.