En La India mujer pasó 23 años con dos dientes en el ojo

mujer paso 23 años dos dientes tumor ojo

mujer paso 23 años dos dientes tumor ojo

Como dice el título del artículo, un extraño caso médico sorprendió a los galenos en La Inidia cuando se descubrió que una mujer pasó 23 años de su vida con dos dientes en el ojo, podríamos decir sin equivocarnos que pasó toda su vida con dos dientes en la cavidad ocular pues tiene actualmente 23 años de edad. El nombre de la joven es Nagabhushanam Siva y al nacer ya se notaba que tenía un ojo hinchado pero extrañamente en aquél entonces ni siquiera los médicos le prestaron atención al ojo derecho de la joven.

Fueron pasando los años y Nagabhushanam Siva comenzó a notar que su ojo cada vez iba aumentando de tamaño al punto en que a sus 23 años finalmente decidió acudir al hospital pues la hinchazón ya no le permitía ver bien, un nervio óptico resultó dañado debido a la hinchazón aunque en realidad fueron los dos dientes la causa del problema pero nadie lo había notado hasta entonces. Tras algunos análisis finalmente se determinó que la mujer padecía de un Teratoma el cual es una masa de tejido que contiene quistes y otros tejidos pero lo que más sorprendió a los médicos del Hospital Chennai ubicado al Sur de la India fueron los dos dientes que encontraron en el tumor.

Luego de detectarle el Teratoma se fijó la fecha para extirparle el tumor a Nagabhushanam Siva, durante la intervención quirúrgica encontraron dos dientes que crecían al mismo tiempo que el tumor, el resultado de la operación fue la extirpación del tumor y de los dientes lo cual según afirmaron los médicos que atendieron el caso es algo muy raro y no supieron de momento explicar cómo fue que crecieron dos dientes en el ojo de la mujer.

Pero al margen de que este extraño caso en el cual la mujer vivió 23 años con dos dientes en su ojo sin saberlo, es que lamentablemente a pesar de que los médicos pudieron extirpar el tumor y retirar los dientes, Nagabhushanam Siva no pudo recuperar la visión y quedó con ceguera de forma permanente debido al daño que ya se había producido en el nervio óptico a causa del tamaño del tumor. Hasta donde se informó la joven nunca había acudido al médico solo hasta que ya no podía ver fue que decidió hacerlo pero ya no a tiempo para remediar el daño.