Hombre inició tratamiento contra la calvicie y terminó convertido en mujer

william-mckee tratamiento calvicie mandi mckee

william-mckee tratamiento calvicie mandi mckee

Un caso increíble ocurrió con un hombre que al notar indicios de calvicie en su cuero cabelludo inició un tratamiento pero las cosas no salieron como se esperaban y literalmente, el tipo terminó convertido en mujer, es una noticia totalmente “descabellada” pero así ocurrió. El hombre de nombre original William McKee quien trabajaba como ingeniero informático solía tener una frondosa cabellera pero un día comenzó a notar que su frente estaba comenzando a ser más notoria, la idea de perder el masculino pelo de su cabeza le hizo sentir temor así que decidió someterse a un tratamiento.

La transformación o tratamiento, ya no sé ni cómo llamarlo comenzó en octubre del 2008 cuando William decidió tomar un medicamento de nombre Finesteride, el hombre consumió dicho remedio por un periodo de nueve meses durante los cuales algunos efectos no deseados comenzaron a manifestarse en su cuerpo, según quienes lo conocen afirman que era un hombre casado de aspecto varonil, atlético y esbelto pero su anatomía cambió, sus pectorales comenzaron a tomar forma de senos femeninos, sus robustos hombros redujeron su tamaño viéndose más delicados y su cadera aumentó de tamaño lo que le dió una apariencia demasiado femenina.

Pero el cambio no solo se produjo en su anatomía, William McKee quien había comenzado a tomar Finesteride también sufrió cambios en su conducta, de pronto empezó a sentir atracción por otros hombres al extremo que se llegó a divorciar de su esposa. Tuvo una etapa de depresión lo que le afectó perdiendo clientes en su trabajo. McKee se vio en la necesidad de ver a un terapeuta, de forma voluntaria el anterior William tras todo el cambio que sufrió en su vida solo por tratar de combatir la alopecia decidió convertirse en mujer.

Desde entonces se cambió el nombre a Mandi McKee según él o ella misma afirma en su blog personal, donde además afirma que el hombre que solía ser fue destruido por la compañía farmacéutica Merck, a pesar de que ahora ya parece haber asimilado este radical cambio en su vida está pensando seriamente en entablar una demanda contra dicha compañía por los efectos secundarios de su medicamento pidiendo una compensación económica de 1000 millones de dólares nada menos.