Hombre vive en tumba desde hace más de 15 años

hombre vive tumba 15 años

hombre vive tumba 15 años

Puede sonar escalofriante pero esto es real, un hombre vive en una tumba desde hace más de 15 años. Si para muchos tan solo visitar un cementerio puede generar malos sentimientos y sensaciones ya podrán imaginarse que jamás en su vida llegarían al extremo al que llegó un hombre de 43 años en Nis, Serbia. Vagabundo desde hace casi dos décadas, Bratislav Stojanovic ha pasado casi la mitad de su vida viviendo en la tumba de un cementerio el cual con el tiempo lo ha ido “adaptando” a sus necesidades.

Hubo un tiempo en el que Bratislav Stojanovic fue obrero para una empresa de construcción pero nunca pudo mantenerse estable en un empleo así que su situación económica fue empeorando hasta que llegó a perder su casa. A pesar de buscar empleo ninguna buena oportunidad se le presentaba y no pudo pagar un piso ni mucho menos adquirir una casa por lo que un día simplemente decidió irse a vivir a una tumba donde descansan las cenizas de uno de sus familiares fallecido hace ya un siglo atrás.

Sin el menor temor a que cosas raras y paranormales ocurran con el tiempo se acostumbró y de hecho ahora prefiere mucho más vivir en la tumba que tratar de conseguir trabajo o al menos pedir ayuda debido a su precaria situación, él mismo afirma que tiene mucho más temor a morir que a sus compañeros obviamente me refiero personas fallecidas. El vagabundo declaró hace poco: “El lugar es cálido y seco” además añadió “Intento hacer de este lugar lo más cómodo posible, no será un palacio pero es mucho mejor que estar en la calle” dijo nuestro amigo que en cierta forma tiene razón a pesar de que a muy pocos se les ocurriría siquiera pasar una noche en un lugar de descanso para quienes ya no están con nosotros.

A pesar de preferir vivir en una tumba el hombre dice que tener como hogar un cementerio no es nada fácil pero su pensamiento es simple y es que afirma tener más miedo a los vivos que a los muertos, Stojanovic de 43 años dijo: “Finalmente encontré un lugar donde la gente no me molesta, ni siquiera la policía y no tengo intenciones de irme de aquí” Dijo muy convencido nuestro amigo.