Aerolíneas rivales resuelven conflicto con duelo de pulso entre sus presidentes

aerolíneas rivales resuelven conflicto duelo pulso

aerolíneas rivales resuelven conflicto duelo pulso

Dos aerolíneas rivales decidieron terminar con un problema que arrastraban desde hace un tiempo manteniendo tensión entre ambas empresas debido al eslogan muy similar que ambas tenían, en lugar de llevar todo el problema a juicio los altos directivos de ambas compañías decidieron resolver el conflicto con duelo de pulso entre los presidentes de cada aerolínea, sorprendente pero así ocurrió, no les importó pasar horas y tiempo ante un jurado para resolver el dilema, todo esto ocasionado por el hecho de que Southwest Airlines realizó una campaña con el eslogan “Just Plane Smarth” mientras que Stevens Aviation tenía una frase muy similar “Plane Smart”.

La similitud entre ambos Eslogans usados provocó este conflicto entre las aerolíneas estadounidenses por lo que pasaron tiempo con el caso ante la corte, pero simplemente no se llegaba a un veredicto final sin embargo el litigio seguía y se extendió tanto que fueron los directivos de la compañía Steven Aviation quienes dieron la iniciativa ya que decidieron no perder más tiempo y dinero en abogados, se les ocurrió la idea más simple de arreglar todo con un duelo de pulso, hicieron llegar la propuesta a sus rivales de Southwest Airlines quienes aceptaron.

Al estilo de antaño, como lo hacían nuestros abuelos los presidentes de las aerolíneas se enfrentaron en un encuentro mano a mano, el ganador sería quien tendría todos los derechos de usar el eslogan en sus campañas publicitarias y como hombres de honor el perdedor debía ceder y desistir de cualquier intento por seguir con el problema, debía buscarse otro lema. Y llegó el gran día, serían tres asaltos para determinar al vencedor, al duelo asistieron empleados de ambas compañías alentando a sus presidentes como si de un encuentro pugilístico se tratara.

Tras un salvaje despliegue de poderío ambos presidentes de las aerolíneas midieron su fuerza y resistencia en tres asaltos como se había pactado, El presidente de Stevens Aviation venció en el duelo de pulso al presidente de Southwest, el hombre algo herido en su amor propio trató de excusarse diciendo que el día del duelo se encontraba con un terrible resfrío y que se encontraba fuera de forma lo cual es cierto pues caso contrario hubiera ganado, lo más curioso es que posteriormente la aerolínea Stevens dejó que Southwest usara el tan preciado eslogan. Es decir ¿Tanto para nada? Al menos pasaron un buen rato liberando estrés con esta particular contienda.