Mujer vivió en la copa de un árbol por más de un año

miranda-gibson-activista-vive-arbol-mas-de-un-año

miranda-gibson-activista-vive-arbol-mas-de-un-año

Lo que muchos activistas por los derechos de los animales, el cuidado del planeta y la Naturaleza pueden hacer es realmente sorprendente con tal de defender sus ideales aunque esto puede aplicarse muy bien para cualquiera que defienda una causa, pero en esta ocasión una noticia impresionante encontramos y es que en Australia una mujer vivió en la copa de un árbol por más de un año, 457 días para ser más precisos.

Se trata de la maestra y activista por el cuidado del medio ambiente Miranda Gibson de 31 años quien totalmente determinada a hacer escuchar su voz de protesta decidió pasar un buen tiempo sin fecha definida de culminación nada menos que en la copa de un árbol de eucalipto. Su objetivo era la de despertar consciencia en las personas debido a la tala indiscriminada de árboles en Tanzania, Australia. El tiempo que pasó la mujer fue tan prolongado que los medios de comunicación comenzaron a prestar atención en ella por lo que se podría decir que logró captar la atención de la gente.

Miranda Gibson dio inicio a su inusual protesta el 14 de febrero del 2011 colocando una plataforma en la copa del árbol, dicha plataforma se encontraba a unos 60 metros de altura y permaneció ahí por 457 días que pudieron haber sido muchos más ya que tuvo que interrumpir su vida en el árbol de forma necesaria a causa de un incendio forestal que hubiera puesto en peligro su vida. Esta ejemplar activista rompió con todo el anterior récord de 208 días impuesto por Manfred Stephens en 1995 en Queensland.

La activista pudo sobrevivir gracias a la energía obtenida por paneles solares y aunque el clima frío fue una de las cosas que le resultó muy difícil de soportar siempre tuvo a sus seguidores en Twitter que no dejaban de animarla mediante emotivos mensajes de aliento. Cuando Miranda finalmente tuvo que descender del árbol dijo a los medios: “Me siento algo decepcionada por tener que bajar en estas circunstancias, sin embargo pienso que lo que he logrado durante todo el tiempo que estuve allí ha sido realmente extraordinario” dijo la valiente mujer que de hecho continuará con sus actividades para proteger el medio ambiente.

Miranda en Navidad del 2011