Origen del café instantáneo

origen-cafe-instantaneo

origen-cafe-instantaneo

El café ha sido consumido desde hace siglos atrás sin embargo su variante o mejor dicho la forma de preparación como café instantáneo como ahora lo conocemos por supuesto tiene un origen, la gran pregunta es ¿Quién tuvo la idea? Aunque muchos prefieren beber café de la manera tradicional chancando las semillas y demás para otros es más práctico hacerlo mediante el café instantáneo, el origen de este tipo de café soluble se remonta al siglo 1771 en Gran Bretaña.

Según conocedores del tema e historiadores el primer café instantáneo se habría preparado alrededor de 1853 para su distribución industrial aunque antes tuvo que ser probada, su consistencia era muy distinta a la de hoy en día ya que parecía un pastel, oficialmente en 1901 es el año en que finalmente se comenzó a vender el café instantáneo como tal, en polvo y listo para ir a la taza. Los inventores de esta versión cafetera son de origen japonés liderados por el científico Sartori Kato quien ya había hecho lo mismo con el té logrando que mantuviera su sabor y aroma.

Pero quienes comenzaron a elaborar el café instantáneo con fines comerciales fue un hombre llamado George Washington pero aclarando el detalle de que no tenía ningún tipo de parentesco ni relación con el presidente de Estados Unidos, simplemente fue un homónimo pero fue quien dio inicio a la fabricación industrial del café instantáneo para consumidores estadounidenses en 1910 pero inicialmente su producto no fue bien recibido.

Nestlé que en ese entonces ya estaba abarcando gran parte del mercado en 1938 desarrolló en proceso para la elaboración del café instantáneo distinta a la de fines de 1800, esta vez agilizando procesos de elaboración pero logrando mantener la esencia y el sabor del café, se elaboró en cantidades importantes ya que se usaba para el consumo de los soldados ya que los mantenía despiertos y alertas durante la segunda guerra mundial, ya en el siglo XX se incluyo un nuevo proceso en la elaboración que es el de la liotificación y de esa forma es que podemos tomar el café de esta manera tan sencilla y común en desayunos de familias en casi todo el mundo.