Fue a despedida de soltero y despertó con hipo hace 14 meses

hombre fue despedida de soltero hipo 14 meses

hombre fue despedida de soltero hipo 14 meses

La despedida de soltero no era para él, al menos es lo que se sabe, esta noticia se difundió ya hace varios días y a pesar de que no es el primer caso de una persona con hipo incontrolable en particular es bastante curiosa la situación en que se dio todo esto que finalmente dio inicio a un ataque de hipo que lleva ya 14 meses y aun no puede controlar, el hombre se llama Daniel Calvin de 37 años. El mismo declaró que su pesadilla comenzó cuando fue a la despedida de soltero de un amigo en julio del año pasado, fue al día siguiente luego de la fiesta cuando despertó con un hipo incontrolable hasta la fecha.

Clavin afirma: “Se ha apoderado de mi vida, una mañana desperté luego de haber estado en una despedida de soltero y desde ese día tengo hipo” dijo el hombre que hasta ahora no ha encontrado explicación y peor aun tampoco solución al imparable ataque de hipo, ha visitado a diversos especialistas que lo han examinado y han tratado de probar con algunos tratamientos para detener el hipo del hombre pero ninguno ha tenido un efecto positivo hasta el día de hoy.

Ha tomado tranquilizantes que le recetaron pero no funcionó, el ataque de hipo de Daniel Clavin hace que tenga estos espasmos cada siete segundos y lo peor de todo es que no puede dormir por las noches, en muchas ocasiones siente náuseas y termina vomitando, en el peor de los casos incluso ha llegado a perder el sentido quedando desmayado por algunos instantes. Desde aquella fatídica despedida de soltero hasta hoy se ha calculado que el hombre lleva ya 5 millones de espasmos propios del hipo y contando.

Según cuenta en una ocasión no hace mucho decidió probar suerte con un quiropráctico quien trató de corregir el nervio frenético el cual se encuentra conectado al diafragma y por unos días pareció haber dado resultado el procedimiento sin embargo la alegría le duró poco a Daniel ya que pocos días después el hipo regresó pero con mucha más intensidad.