Cuida tu cabello antes y después del Embarazo

Es habitual que las mujeres observen cambios en la textura y en el crecimiento del cabello durante el embarazo. A menudo, los cambios hormonales durante el embarazo pueden originar la caída temporal del pelo o cuando dejan de dar el pecho al bebé, una modificación en su aspecto e incluso en el color.

Es un proceso vinculado a la maternidad, que se regula pasados entre tres y seis meses después del parto.En algunos casos también experimentan cambios en su pelo, que se vuelve más graso o más seco. Otra alteración posible es el crecimiento de vello en zonas donde antes no lo había o en las que no debería haberlo, como la cara, el abdomen o alrededor de los pezones. Aun así se puede recurrir a algunos métodos para mejorar tu imagen y lo mejor es que no están contraindicados. Sigue las recomendaciones y tu embarazo será una etapa completamente hermosa.

Consejos:

  • Es muy importante realizar masajes que fomenten la irrigación del cuero cabelludo porque eso le aportará más vitalidad. Algunos baños de crema o mascarillas pueden mejorar el aspecto del pelo.
  • No conviene emplear tintes que llevan amoníacos, porque la piel puede absorber estas sustancias. Los más recomendables son los compuestos de extractos vegetales.
  • No es recomendable emplear cremas blanqueadoras o depilatorias para eliminar el vello que aparece durante el embarazo, por el mismo motivo.

Para mujeres de cabello graso

Es muy posible que durante el embarazo tu cabello esté aún más grasiento por lo que debas emplearchampús suaves o  neutros y lavarlo con mayor frecuencia, así como mascarillas adecuadas a este tipo de cabello para evitar que se ensucie con más frecuencia. Además de prescindir, en la medida de lo posible, de secadores eléctricos.

cabello graso

Para mujeres de cabello seco

Las mujeres que antes del embarazo tenían un cabello seco suelen observar que el aspecto de su pelo mejora durante la gestación. Esto se debe a que las hormonas aumentan la secreción de grasa en el cuero cabelludo y eso le aporta vitalidad, fuerza y brillo. Sin embargo aunque el aspecto suele mejorar durante la gestación, también se puede recurrir a un champú reparador para nutrir el cabello y, después del lavado, a una mascarilla hidratante que se puede dejar actuar durante cinco minutos.

Caída del cabello y eliminación del Vello

La caída del cabello durante el posparto es un proceso habitual durante el posparto que suele regularse al cabo de 3 o 6 meses después de haber dado a luz. Si la caída se mantiene y parece que es excesiva, debería consultarse a un dermatólogo. Es posible que sea necesario algún complemento vitamínico u otro tratamiento.

El crecimiento de vello en zonas del cuerpo en las que antes no lo había es otra posible consecuencia del embarazo. Puede eliminarse recurriendo a las tradicionales pinzas o máquinas de afeitar. No se recomienda el uso de cremas blanqueadoras o depilatorias porque éstas pueden absorberse a través de la piel, igualmente no es recomendable recurrir a métodos de eliminación permanente del vello como la depilación láser hasta haber superado el periodo de lactancia y obtener la aprobación del médico.

Dejar una contestacion