¿De qué están hechos los rayos?

En el verano de 1752, Benjamin Franklin, que se encontraba realizando experimentos con la electricidad, eleva su famosa “cometa eléctrica” en un día de tormenta, y comprueba, a través de una llave atada a la cuerda que se producen descargas eléctricas.

El 19 de Octubre de 1752, “The Pennsylvania Gazatte” pubicaba un artículo en el que Franklin explicaba como repetir su experimento:
“Fabrique una pequeña cruz con dos tiras delgadas de cedro. Los brazos de la misma deben tener la suficiente longitud como para abarcar las cuatro esquinas de un pañuelo de seda extendido; ate las esquinas del pañuelo a cada uno de los extremos de la cruz y ya tiene el cuerpo de una cometa que, convenientemente completado con una cola, una anilla y cordel, se elevara por los aires, al igual que los que se confeccionan con papel; claro que al ser seda aguantará mejor, sin rasgarse, una tormenta de agua y viento. En el extremo superior del palo longitudinal de la cruz se fija una punta metálica muy afilada, que debe sobresalir un pie, o más, de la madera. En el extremo inferior del cordel, próximo a la mano, debe atarse una cinta de seda, y se ha de sujetar una llave donde se une aquél y la cinta. Esta cometa debe remontarse cuando se aviste una tormenta eléctrica, y la persona que sostenga la cuerda debe situarse en el vano de una puerta o ventana, o bajo algún otro lugar cubierto, con el fin de que no se moje la cinta de seda; también debe procurar que la cuerda no roce el marco de la puesta o la ventana. Tan pronto como se ciernan sobre la cometa algunas nubes tormentosas, la aguzada punta atraerá el fuego eléctrico que hay en ellas, y la cometa, al igual que la cuerda, quedará electrizada, y las hilachas del cordel se erizarán y experimentarán la atracción de un dedo que se les acerque. Y cuando la lluvia haya mojado la cometa y la cuerda, quedando en condiciones de conducir libremente el fuego eléctrico, comprobará que fluye con abundancia de la llave en la proximidad de su articulación. En esta llave se puede cargar la redoma y con el fuego eléctrico así obtenido se pueden inflamar los alcoholes y se pueden realizar todos los demás experimentos eléctricos que generalmente requieren el frotamiento de un tubo de cristal; por lo tanto, queda demostrada sin lugar a dudas la identidad de la materia eléctrica del rayo”

Con este experimento, Benjamin Franklin, demostraba la naturaleza eléctrica del rayo a la vez que inventaba el pararayos.

Este artículo pretende divulgar el experimento a través del cual este político y científico de Boston inventó el pararayos. Sobra decir que desde sercurioso.com se desaconseja totalmente la repetición de este exprerimento o de cualquiera similar pues posteriormente varios científicos que osaron repetir el mismo murieron en el intento.

10 curiosidades sobre Albert Eisntein

1. – Einstein fue un niño gordo y cabezón. Cuando nació, al ver la forma de la parte trasera de su cabeza, su madre y su familia creyeron que se trataba de una malformación.

2. – El pequeño Einstein tení­a dificultades para hablar. Hablaba muy lentamente y muy bajito. Le costaba construir frases enteras. Sus padres temieron que sufriese algún tipo de retraso mental hasta que, con 9 años, comenzó a hablar normalmente.

3. – Una brújula despertó su interés por la ciencia. Ocurrió cuando Einstein tenía 5 años de edad y se encontraba enfermo en la cama. Su padre le regaló una brújula y el pequeño se quedó fascinado porque la aguja siempre apuntase al mismo lugar, lo que le hizo entender que había fuerzas que impulsaban a las cosas donde aparentemente no había nada.

4. – Einstein no aprobó su examen de ingreso en la universidad. Superó las pruebas de ciencias y matemáticas pero suspendió otras materias como historia, idiomas y geografía. Hubo de acudir a clases particulares y realizar un nuevo examen para acceder a la universidad.

5. – Tuvo un hijo ilegí­timo. Fue en 1902, con su ex-compañera de estudios Mileva Marić con la que más tarde se casaría. Esta información se conoce a raiz de unas cartas del científico encontradas en la década de los 80.

6. – Einstein se distanció de su primera mujer. Su fama y continuos viajes tuvieron como consecuencia este alejamiento afectivo de Mileva Marić Para solucionarlo la pareja acordó una especie de “contrato de convivencia”.

7. – Estuvo enfrentado con su hijo mayor desde que su madre murió. Hans Albert, hijo mayor de Einstein, le culpó de la ruptura con su madre (Mileva Marić) y él se opuso durante un tiempo al matrimonio de Hans con Frieda Knecht.

8. – Einstein tuvo multitud de amantes consentidas por su última mujer. Después de su divorcio con Mileva Marić, el genio se casó con su prima Elsa Lowenthal (despues de que la hija de esta lo rechazase). Se le atribuyen al menos 6 romances extramatrimoniales durante este matrimonio.

9. – Instó a los EE.UU. a que construyeran una bomba atómica. A pesar de ser pacifista, Einstein, alarmado por el poderío nazi alertó mediante una carta al presidente de EEUU Franklin Delano Roosevelt, de las intenciones de los alemanes de crear una bomba atómica y se ofreció a colaborar para construirla. Roosevelt consideró la ayuda de Einstein un riesgo para la seguridad del proyecto y desestimó su colaboración.

10. – El cerebro de Einstein se conserva y ha sido y es objeto de múltiples estudios. Thomas Stoltz Harvey, el médico que realizó la autopsia al cadáver del científico conservó su cerebro en un frasco y, tras obtener el permiso de Hans Albert Einstein, repartió trozos del mismo entre varios científicos. En el cerebro de Einstein había un número de células gliales muy superior a lo normal en la región del cerebro responsable de la síntesis de la información.

Coeficiente intelectual de personajes famosos

cerebroEl coeficiente intelectual (CI), es un número que resulta de la realización de un test estandarizado para medir las habilidades cognitivas de una persona, lo que comunmente conocemos como “inteligencia“, en relación con su grupo de edad. Una persona “normal” tiene un coeficiente intelectual de 100 puntos más o menos, concretamente la horaquilla para lo que se suponen valores “normales” de CI está entre los 90 y 110 puntos.

A partir de lo explicado anteriormente se establece el concepto de “Genio“, entendiendo por tal, aquella persona con un cociente intelectual superior a 140 y que además haya aportado a la humanidad.

Siguiendo el criterio anterior, que tiene en cuenta el CI y la aportación a la humanidad de una persona para catalogarla como genio, la psicóloga estadounidense Catharine M. Cox publicó, en 1926, en su libro Early Mental Traits of Three Hundred Geniuses (Rasgos tempranos de 300 genios) una lista de los 301 personajes más inteligentes de la historia, tomando como periodo de referencia el comprendido entre los años 1450 y 1850, y como referencia para el cálculo del coeficiente intelectual la biografía de cada personaje.

Los resultados de este curioso estudio dieron lugar al siguiente ranking:

CI 210: Johann Wolfgang von Goethe (poeta y dramaturgo alemán)
CI 205: Gottfried Leibniz (filósofo y matemático alemán)
CI 200: Hugo Grocio (jurista, escritor y poeta holandés)
CI 200: Thomas Wolsey (estadista, juez y religioso inglés)
CI 195: Blaise Pascal (matemático, físico y filósofo francés)
CI 190: Pierre-Simon Laplace (astrónomo, físico y matemático francés)
CI 190: Voltaire (escritor y filósofo francés)
CI 190: George Berkeley (filósofo y religioso británico)
CI 190: Friedrich Schelling (filósofo alemán)
CI 190: Sir Isaac Newton (físico y matemático inglés)
CI 185: Galileo Galilei (astrónomo y físico italiano)
CI 185: Joseph Louis Lagrange (matemático, físico y astrónomo italiano)
CI 185: Auguste Comte (filósofo francés)
CI 185: Alexander von Humboldt (naturalista y explorador alemán)
CI 185: Jean le Rond d’Alembert (matemático y filósofo francés)
CI 180: Leonardo da Vinci (artista, inventor e ingeniero italiano)
CI 180: René Descartes (filósofo francés)
CI 180: Charles Dickens (novelista inglés)
CI 180: Francis Bacon (filosofo inglés)
CI 180: Lord Byron (poeta inglés)
CI 180: Erasmo de Rotterdam (filósofo y teólogo neerlandés)
CI 180: Víctor Hugo (escritor francés)
CI 180: David Hume (filósofo, economista e historiador escocés)
CI 180: Alexander Pope (poeta británico)
CI 180: Michelangelo di Lodovico Buonarroti (escultor, arquitecto y pintor italiano)
CI 175: Immanuel Kant (filósofo alemán)
CI 175: Baruch Spinoza (filósofo holandés)
CI 175: Lope de Vega (poeta y dramaturgo español)
CI 175: Wilhelm von Humboldt (erudito y estadista alemán)
CI 175: Christiaan Huygens (astrónomo, físico y matemático holandés)
CI 175: Johannes Kepler (astrónomo y matemático alemán)
CI 170: Martin Lutero (teólogo alemán)
CI 170: Pedro Calderón de la Barca (poeta y dramaturgo español)
CI 170: Georg Friedrich Händel (compositor alemán)
CI 170: Diego Velázquez (pintor español)
CI 170: Michael Faraday (físico y químico británico)
CI 170: Johann Strauss (compositor austriaco)
CI 170: Richard Wagner (compositor alemán)
CI 170: Rafael Sanzio (pintor y arquitecto italiano)
CI 170: Alejandro Dumas (novelista y dramaturgo francés)
CI 170: Maximilien de Robespierre (político francés)
CI 170: David Livingstone (explorador y misionero escocés)
CI 165: Wolfgang Amadeus Mozart (compositor austriaco)
CI 165: Ludwig van Beethoven (compositor alemán)
CI 165: Charles Darwin (científico británico)
CI 165: Barón de Montesquieu (pensador francés)
CI 165: Denis Diderot (filósofo francés)
CI 165: Georg Wilhelm Friedrich Hegel (filósofo alemán)
CI 165: Thomas Hobbes (filósofo inglés)
CI 160: Benjamin Franklin (político, científico e inventor estadounidense)
CI 160: Nicolás Copérnico (matemático y astrónomo polaco)
CI 160: Peter Paul Rubens (pintor flamenco)
CI 150: Bartolomé Esteban Murillo (pintor español)
CI 150: Jean-Jacques Rousseau (escritor y filósofo franco-suizo)
CI 155: Rembrandt Harmenszoon van Rijn (pintor holandés)
CI 155: Simón Bolívar (militar y político venezolano)
CI 155: Miguel de Cervantes Saavedra (novelista, poeta y dramaturgo español)
CI 155: Honoré de Balzac (novelista francés)
CI 155: Jean de La Fontaine (poeta francés)
CI 150: Abraham Lincoln (político y abogado estadounidense)
CI 145: Napoleón Bonaparte (militar y gobernante francés)
CI 145: Gioacchino Rossini (compositor italiano)
CI 140: Hernán Cortés (conquistador español)
CI 140: Giuseppe Garibaldi (militar y político italiano)
CI 130: Sir Francis Drake (marino inglés)

Estudios posteriores realizados a partir de los tests de inteligencia que utilizamos hoy en día nos dejan también datos curiosos en cuanto a la capacidad intelectual de algunos personajes famosos más recientes o de nuestros días:

CI 190: Gary Kasparov (Ajedrecista ruso)
CI 160: Stephen Hawking (Físico y cosmólogo británico)
CI 160: Albert Einstein (Físico alemán)
CI 160: Bill Gates (Empresario estadounidense)
CI 155: Sharon Stone (Actriz norteamericana)
CI 149: Jim Morrison (Cantante norteamericano)
CI 141: Adolf Hitler (Dictador Alemán)
CI 125: George W. Bush (Ex-presidente de EEUU)

Sorprende que en listado realizado por la doctora Cox no haya ninguna mujer (quizás por la forma de pensar de la época éstas no hayan sido tenidas en cuenta para el estudio).

Sorprendentes también los altos coeficientes intelectuales de seres tan simples y viles como Adolf Hitler y George W. Bush.

Por cierto… según estos datos, somos más tontos que hace unos siglos… ¿No?

El porque del signo igual (=)


¿Alguno de vosotros se ha preguntado alguna vez el porqué de la forma del signo igual (=)?

Bien, pues ocurrió en el año 1557 y el inventor de este signo fue el matemático inglés Robert Recorde. Este profesor de la Universidad de Oxford y Londres escribiría años más tarde en uno de sus libros que, “dos cosas no pueden ser más iguales que dos lineas rectas paralelas“.

El matemático británico comenzó a utilizar este símbolo mientras escribía su obra Whetstone of Witte, cansado de escribir una y otra vez la frase “is equalle to…“.

Robert Recorde fue además médico de la Casa Real inglesa.