Las utilidades del bolígrafo Bic

El “archiconocido” bolígrafo de marca Bic fue inventado en el año 1938 por el húngaro Lászó Biró y bautizado, 12 años más tarde por el Barón Biche. Más de medio siglo después, el “boli” Bic ha calado hondo en nuestra cultura, ¿Quién no conoce, por ejemplo, el estribillo de su clásico anuncio de televisión?

“Bic naranja escribe fino, Bic cristal escribe normal,… Bic, Bic, …Bic, Bic, Bic “

Desde un punto de vista más práctico y prosaico, y dejando a un lado su obvia funcionalidad como herramienta de escritura, son varias las utilidades complementarias que, a lo largo de su historia, ha ofrecido a niños y mayores este mítico bolígrafo:

– Como cerbatana cargándolo con granos de arroz.
– Como pajita tapando su agujero central.
– Como instrumeto para quitarnos la cera de las orejas valiéndonos de su tapa.
– Para redactar largas “chuletas” con la punta de un compás a lo largo de sus seis caras.

Sin embargo, hay quién ha sabido sacarle todo el partido a este instrumento de escritura y crear con él verdaderas obras de arte.

Juan Francisco Casas es un pintor y artista plástico español que nació en La Carolina, Jaén, en el año 1976. Su obra se desarrolla principalmente dentro del campo de la pintura, con obras de gran formato con las que ha conseguido importantes éxitos internacionales, y desde 2006 en el campo del dibujo, con obras realizadas unica y exclusivamente con bolígrafo Bic.

Partiendo de fotografías domésticas que reflejan momentos de la vida cotidiana, el autor jienense aplica una buena dosis con picardía y sentido del humor para crear pinturas hiperealistas que dejan con la boca abierta al espectador. Y todo con lá única ayuda de un boligrafo Bic.




Podéis saber más de Juan Francisco Casas y conocer mejor su obra a través de su página web.

Dibujos en 3 dimensiones en las aceras

En el año 2004 se inició una cadena de correos electrónicos que contribuyó a popularizar la fascinante obra de Julian Beever, un artista británico cuyo lienzo es el pavimento y cuyos pinceles son tizas.

El autor emplea una técnica conocida como anamorfosis, que genera una ilusión óptica que hace que el espectador crea que está observando algo real y en tres dimensiones.

Los dibujos con los que Julian Beever ha dado vida a las calles de muchas de las más importantes ciudades del mundo desafían por completo las leyes de la perspectiva.

Esta es una de esas cosas curiosas en las que una imagen vale más que mil palabras, así que, a falta de una, aquí tenéis varias…

Escher: El genio de lo imposible

Maurits Cornelis Escher fue un artista holandés nacido en los Paises Bajos en el año 1898 y fallecido en Holanda en 1972. Escher fue conocido por sus dibujos, grabados en madera, xilografías y litografías que tratan sobre figuras imposibles, teselaciones y mundos imaginarios.

M.C. Escher experimentó con distintos métodos para representar, utilizando en ocasiones dos dimensiones y otras veces tres dimensiones. Era especialista en la representación de espacios paradójicos en los que levantaba estructuras imposibles o trasnformaba progresivamente los elementos principales.

Se puede considerar la obra de Escher como única y diferente, hasta el punto de que el juego geométrico de sus trabajos ha hecho que éstos hayan interesado muchos matemáticos. Aunque menos relevante, el genio holandés también tuvo una etapa realista, fue durante su estancia en Italia.

Contemplemos algunas de los dibujos de Escher… (Click sobre las imágenes para ampliar)


Podéis ver todos los dibujos de Escher en la página oficial del autor.