A los gatos no les gusta el agua

De todos es sabido que los gatos no se llevan bien con el agua y el hecho de bañarlos suele suponer un duro enfrentamiento entre el humano y el felino.

Los gatos son animales muy limpios por lo que el baño no es imprescindible para su aseo diario. Además el pelo de los gatos contiene una vitamina importante que al pasar la lengua sobre él para limpiarse, trasladan a su interior protegiéndolos contra varias enfermedades. Por ello no es necesario ni recomendable bañar a los gatos con frecuencia aunque sí lo podemos hacer dos o tres veces al año.

Lo dicho. A los gatos no les gusta el agua y probablemente tras su resistencia física se escondan profundas reflexiones

Dejar una contestacion