¡Uhmm…Que rico!

Seguro que a todos os ha pasado alguna vez. Compráis un alimento atraídos por el magnífico aspecto que presenta en el dibujo de su envoltorio y cuando lo abrís…uppss!Sorpresa!

Pues esa es la base del curioso proyecto que han emprendido desde la página web alemana pundo 3000. Han tomado fotografías del envoltorio de varios productos alimenticios, los han abierto y acto seguido han fotografiado su contenido. En algunos casos, más que aquello de que “a veces las comparaciones son odiosas” habría que decir que “las comparaciones casi siempre son asquerosas“.


Tenéis todas las fotos del experimento en pundo 3000

Dejar una contestacion