Los curiosos transgénicos: segunda parte

cerdos transgenicosLa primera vez que escuché la expresión “semilla suicida” se me vino a la mente un redondel tipo grano genérico, con barba y un ejemplar decorado del Corán corriendo mientras ondeaba su turbante hasta inmolarse, pulsando, claro está, el botón rojo de su arnés explosivo en una tienda regentada por el Señor Zanahoria. En mi imaginación, las últimas palabras del grano maquiavélico podrían ser ¡El Dátil es Grande! . ¿Por qué? Porque debe tratarse de una semilla de dátil del desierto sí o sí. Hablando en serio: esas semillas son las que han generado el famoso mito de “las empresas están creando cultivos transgénicos de un solo uso”. Vale, suena moderno, chic y antiglobalización, pero, ¿seguro que fue así?

Me temo que las paradojas en esta historia pueden ser mayores que la anédcota que se cuenta de Robespierre. Resulta que cuando el revolucionario francés era un escolar, en sus tiempos mozos, su clase recibió la inesperada visita del mismísimo monarca Su Majestad Luis XVI. Y lo peor no es eso, el asunto es que le tocó al pequeño Robi subir a la pizarra (es un decir) y recitar un elogio al rey que luego guillotinaría. Cosas de la vida, diría el libro de autoayuda. Y aquí lo increíble es…¡que los ecologistas hicieron que se usara la semilla suicida exclusivamente ! ¿Cómo puede ser posible, si son héroes?

Algo que está olvidado en el famoso baúl de los recuerdos es que Grinpís y sus plataformas anexas criticaron crudelísimamente “el destroce que las plantaciones transgénicas causaban a la biodiversidad”. Yo no soy un experto en este tema ni en ninguno pero me figuro que “biodiversidad” significa que haya una retahila de especies a cascoporro, de todas las formas, los tamaños e ideologías políticas, así como cuando se hace un collage, un popurrí, una merengada. ¿Y qué hizo el empresariado para subir el consumo y apaciguar los terrores apocalípticos en el público de andar por casa? ¡Crear semillas de un solo uso!

Continuará en la tercera y última parte.

Dejar una contestacion