Iban a enterrar a una bebé recién nacida, pero en realidad no estaba muerta

Este es el caso de una pequeña bebé nacida en Brasil hace algunos días, la cual llegó a nuestro mundo luego de 7 meses de gestación. Su madre, de 14 años de edad, dio a luz e inmediatamente los médicos dijeron que el estado de salud de la niña era muy débil, hasta que finalmente dijeron que había fallecido.

Al ser trasladada a la funeraria, la bebé no presentaba ningún signo vital, pero mientras un empleado del lugar aprontaba el cuerpo para el velatorio la niña comenzó a llorar, por lo cual fue trasladada de inmediato al hospital y puesta en cuidados intensivos.

Una vez que la prensa se enteró de la noticia acudió rápidamente al hospital para buscar explicaciones, pero se encontraron con que los médicos sólo quisieron confirmar el hecho, sin dar ningún tipo de explicación sobre lo sucedido o al menos decir sí se siguieron los procedimientos debidos o no.

Fuente: Planetacurioso

Dejar una contestacion