Antidepresivos: Qué son y diferencia con ansiolíticos

Lo primero a mencionar es que momentos de tristeza y decaimiento emocional los tenemos todos, sin embargo en algunos casos se hace necesario el uso de ciertos medicamentos como son el caso de los antidepresivos pero en este aspecto hay que tener mucha cautela y siempre estar en un control médico, psicológico y psiquiátrico ya que bajo ningún término alguien puede suministrarse antidepresivos por cuenta propia, es la peor decisión que se podría tomar.

Los antidepresivos son medicamentos suministrados vía oral con el fin de regular ciertas funciones químicas en el cerebro, el principal objetivo es tratar la depresión pero no solo eso ya que algunos tipos de antidepresivos también sirven para tratar diferentes tipos de ansiedad, trastorno obsesivo compulsivo, es importante mencionar que existen también tipos de depresión siendo algunas más severas que otras por lo que el consumo de antidepresivos puede ser solo temporal o puede tener un tiempo indefinido, todo esto debe ser controlado por un psiquiatra ya que un psicólogo no puede recetar.

este blog

Cómo funcionan los antidepresivos

Como ya dijimos en líneas generales estos medicamentos regulan los químicos que actúan en el cerebro y que por diversos motivos pueden no estar funcionando correctamente, dependiendo del tipo de antidepresivo el medicamento elegido regulará neurotransmisores como son la serotonina y la noradrenalina que son responsables del estado de ánimo de la persona, pero hay que tener en cuenta que ciertos tipos de depresión no siempre se relacionan a factores biológicos por ello es de suma importancia que un especialista en psiquiatría evalúe a la persona para determinar el uso de antidepresivos y el tipo. Muchas veces puede ser necesario probar primero con un tipo y luego con otro hasta dar con el indicado ya que la respuesta también depende de la persona.

Los antidepresivos no generan dependencia, por ejemplo al contrario de las benzodiacepinas que sí pueden volver a una persona dependiente tanto psíquica como físicamente pero en el caso de los antidepresivos no, podría haber una sensación de dependencia emocional pero no física, aunque sí es importante saber que generalmente estos medicamentos producen ciertos efectos secundarios y repetimos que esto depende de la persona, aunque en general un efecto común es la disminución del deseo sexual y otro aspecto aunque más que nada un mito es pensar que los antidepresivos le devolverán la felicidad a la persona, eso no funciona así, se requiere de un trabajo paralelo como terapia psicológica para lograr que el individuo supere el mal momento que atraviesa.

antidepresivos

Los antidepresivos no cambian a la persona pero sí ayudan a ver las cosas con más tranquilidad, desde otro punto de vista los problemas que se afronta ya que como dijimos todo parte de una regulación en los químicos en el cerebro para estabilizar el estado emocional. Algo que se debe tener en cuenta es que los antidepresivos no funcionan de inmediato, en muchos casos pueden tomar semanas e incluso meses en tener efectos por lo que se requiere una constante observación del especialista y fuerza de voluntad del paciente.

Diferenciación entre Antidepresivos y Ansiolíticos

Puesto que en ocasiones puede haber confusiones, conviene diferenciar los medicamentos antidepresivos de los ansiolíticos, por eso a continuación trataremos brevemente que son los ansiolíticos. Se trata de medicamentos indicados para tratar la ansiedad, que es un proceso mental a más corto plazo que la depresión. Los ansiolíticos son  tranquilizantes y ocasionalmente también pueden tener efectos sedantes o hipnóticos.

Este tipo de medicamentos no tienen efecto en sangre y tienen una vida en nuestro organismo variable ya que dependiendo del tipo de medicamento ésta puede ser corta, media o larga, pudiendo durar su efecto entre unas pocas horas o varios días. A diferencia de los antidepresivos, los ansiolíticos pueden tomarse de forma puntual en crisis de ansiedad y no formar parte de un tratamiento a largo plazo como el de la depresión.

Entre los asiolíticos más comunes podemos citar por ejemplo el Orfidal, si quieres saber como tomar Orfidal te recomendamos visitar este artículo de salud respuestas donde encontrarás toda la información sobre este medicamento para la ansiedad.

Dejar una contestacion