Star Wars Battlefront II

A pesar de toda la polémica en torno a las micro-transacciones y los cajones de loto, ya los jugadores se quejaban de la escasez de contenido del primer juego y de la ausencia de una historia. Estas dos quejas fueron abordadas por DICE para la secuela, y como resultado, Star Wars Battlefront II es un paquete más completo. Incluye una historia a tierra, un modo cooperativo, y el inevitable espacio multijugador. Más interesante aún, todo el contenido futuro, en términos de mapas, será gratuito para los jugadores, lo que llevó a EA a cambiar el foco de ingresos adicionales para las micro-transacciones.

Star Wars Battlefront II juego

 La decisión de abdicar de un pase de expansiones nos parece bastante positiva, porque eso significa que la base de jugadores ya no será dividida entre los que tienen y los que no tienen expansiones. También nos gusta la inclusión de una campaña de historia, que aunque está lejos de ser fantástica, es perfectamente apreciable por los fans de Star Wars. Se ha confirmado que la historia de Star Wars Battlefront II pertenece oficialmente a la saga, mezclando algunos personajes de las películas antiguas, con otras más recientes. Nos gusta particularmente el concepto de la campaña, centrada en el personaje de Iden Version (interpretada por Janina Gavankar). Iden es la líder del Inferno Squad, un escuadrón de elite del Imperio. En otras palabras, esto significa que van a jugar con el lado “mal” de Star Wars.

Los acontecimientos de esta historia están vinculados directamente al final de Star Wars: El regreso del Jedi, y es evidente que DICE dedicó algún tiempo a pensar en formas de vincular esta película, Battlefront II, y hasta el siguiente episodio, El Despertar de la Fuerza. En este aspecto nos recuerda la conexión entre Rogue One y una Nueva Esperanza. Hay muchas referencias, algunas sutiles, otras obvias, pero apreciamos varias de las secuencias de la historia en el juego. Nos gustan las interpretaciones, el guión, y las sorpresas.

Desafortunadamente, ya no nos gustó tanto la campaña en sí. No es necesariamente mala, pero algunas misiones son francamente banales, con eventos y situaciones que ya hemos visto en el pasado. En términos de jugabilidad, la campaña nunca nos impresionó o sorprendió, limitándose a cumplir los mínimos. La verdad es que, en términos de campaña, hemos jugado mucho mejor que esto en los últimos años. Las misiones son el mayor problema, pero el ritmo de la historia tampoco es perfecto. Sin estropear sorpresas, podemos referir que Iden no es el único personaje jugable, y cuando existen estos cambios, el juego sufre en términos de fluidez narrativa.

Además de la campaña también existe un modo arcade, con 16 misiones a la base de objetivos, algunas del lado del Imperio, otras de los Rebeldes. Pueden jugar a solas, pero este modo es interesante sobre todo por incluir una opción cooperativa, y es una buena forma de pasar tiempo con un amigo que comparte su gusto por Star Wars.

Después tenemos el plato principal, el modo online. En términos de experiencia inmediata, de jugabilidad en el momento, es brillante. El juego tiene varios incentivos para que los jugadores actúen juntos, los héroes funcionan de forma más equilibrada, y hay más contenido aéreo para quienes aprecien esa vertiente. Todo espectacular, pero también hay micro-transacciones. En el concepto parecen estar peligrosamente cerca de una fórmula “pay-to-win”, pero durante las horas que pasamos a jugar, no nos sentimos realmente. No sabemos qué tipo de efecto las micro-transacciones pueden crear después de que la comunidad global empiece a jugar, pero para ahora, estamos disfrutando del multijugador de Battlefront II sin necesidad de recurrir a dinero real.

El mayor problema puede ser creado por las Star Cards y Ability Cards, ganadas a través de cajones de loot. Para recibir estos cajones tienen que cumplir ciertos objetivos en el juego, o comprarlos con créditos, créditos que se ganan conforme realizan varias actividades, o adquiridos con dinero real. Hay varios grados de calidad y rareza para las cartas, pero si tienen recursos, también pueden construir cartas específicas. Una diferencia es que las cartas que salen en cajones quedan inmediatamente disponibles, mientras que las cartas construidas requieren que alcancen ciertos requerimientos. Es decir, a la salida, quien pasa dinero real tiene más posibilidades de acceder a las mejores cartas sin necesidad de cumplir los requisitos. Estas cartas no confieren ventajas absurdas, y no parten el juego, pero es un sistema que aún no nos gusta, sobre todo en teoría.

Pero es lo que es, y al menos por ahora, no sentimos muchos efectos prácticos negativos.Sentimos sí que el online de Star Wars Battlefront II tiene un enorme potencial. El modo Starfighter Assault, por ejemplo, coloca equipos de 12 en enfrentamiento entre varios escenarios y contextos de batallas aéreas. El diseño es fantástico, y la jugabilidad es estupenda.

El modo Galactic Assault es nuevamente el más apetecible, dividido en dos fases, pero con una gran diferencia. Ahora ya no van a desbloquear clases avanzadas o héroes encontrando ítems en los niveles, pero a través de los puntos que ganaron durante la primera fase de Galactic Assault.Es un sistema más justo, que impide que un lado ‘acampe’ sobre los elementos de héroes, por ejemplo. También hay un Héroes frente a los Vilanos, de 4 contra 4, que es divertido. Pueden asumir el papel de varios personajes del universo Star Wars, y aunque inicialmente era necesario muchas horas jugando para desbloquear los héroes más importantes, ese número fue sustancialmente reducido después de críticas de los jugadores.

Star Wars Battlefront II incluye una buena selección de personajes, mapas, y vehículos para el modo online, y más serán añadidos en el futuro. En diciembre se introducirá contenido relacionado con Star Wars: Los últimos Jedi, por ejemplo, y todo esto será gratuito para quien comprar el juego.Es decir, Battlefront II es mucho más robusto en términos de contenido de lo que era el primer juego.

 

Dejar una contestacion