Nemo 33 de Bruselas, la piscina más profunda del mundo

nemo 33

nemo 33

El ingenio humano en verdad no tiene límites, seguramente hemos visitado piscinas que nos han parecido profundas, no tiene nada de raro las olímpicas lo son aún más pero si de profundidades estamos hablando entonces el complejo Nemo 33 de Bruselas se lleva el título de ser la piscina  más profunda del mundo y por mucho.

Como su nombre lo indica se trata de un complejo ubicado en Bruselas, Bélgica y para ser más precisos Nemo 33 es un conjunto de piscinas y una de ellas es la que tiene una profundidad aproximada de 33 metros y fue construida especialmente para el entrenamiento de buceadores, dicha piscina tiene la forma de un tubo de seis metros de diámetro, requiere de 2,5 millones de litros de agua y dentro de sus 33 metros también existen cuevas artificiales creadas para poder practicar técnicas de buceo. Su construcción demandó ocho años hasta ser finalizada en el 2008.

El creador de esta impresionante piscina es el ingeniero John Beernaerts quien además es instructor de buceo, su idea nació debido a que para él resultaba algo más práctico y cómodo el entrenamiento en buceo en agua caliente en lugar de hacerlo en territorios peligrosos como el mar del Atlántico Norte . El complejo Nemo 33 se mantiene a una temperatura de 30 grados gracias al sistema de paneles solares con el cual cuenta y además permite a los futuros buzos entrenar sin traje de neopreno, el agua no tiene componentes químicos y resulta incluso muy bueno para la piel e incluso se puede beber.

En el siguiente video podemos ver de manera más clara el por qué la piscina más profunda del mundo “Nemo 33” es un excelente lugar para entrenar buceo, en el video vemos al experto en buceo Guillaume Néry disfrutando de todas las bondades de este impresionante complejo, video muy relajante por cierto: